De como la Juan Ramon de la Morena DESPRECIA los valores deportivos, a los niños y al Levante UD