La Fundación (propietaria del Levante) cambiará en junio



  • Parece que se avecinan novedades… Según Las Provincias, el presidente de la Fundación deja el cargo... A la espera de que la nueva composición de la Fundación reciba el visto bueno de las autoridades, en junio habrá cambios en su composición.

    Por aquí viene el camino de la democratización del club, de que esté un poco más cercano a sus aficionados y de que haya un mayor control sobre el Consejo de Administración.

    @3blfm3pm:

    La Fundación analiza el nuevo proyecto y Fuertes pone fecha para su salida

    El actual presidente del patronato espera dejar el cargo antes del 30 de junio y una facción del organismo apuesta por Tomás Pérez como relevo

    Pese a que sus nuevos estatutos todavía no han sido aprobados y la espera empieza a resultar desesperante, la Fundación Cent Anys no se va a mantener al margen del nuevo proyecto del Levante. El patronato, como poseedor del 70 por ciento de las acciones del club, se va a reunir en los próximos días para analizar las claves de la decepcionante temporada del conjunto azulgrana y establecer unos criterios de cara a la próxima campaña.

    La Fundación debe tomar posiciones sobre las medidas que va a emprender el Levante para enderezar el rumbo y adaptarse deportiva y económicamente a Segunda. El descenso irá acompañado de diversos cambios en la estructura futbolística de la entidad. Y el patronato, como propietario, va a participar.

    Así, la comisión ejecutiva de la Fundación celebrará un encuentro a finales de esta semana o la siguiente con tal de reflexionar sobre la situación del club. De momento, no está previsto que se solicite modificaciones dentro del consejo de administración del Levante, aunque tampoco se puede descartar.

    Actualmente, el consejo azulgrana está compuesto por ocho personas. Desde el pasado mes de julio, cuando dimitió Tomás Pérez, no ha habido variaciones. En su día, la junta directiva se planteó la posibilidad de cubrir la vacante y nombrar un nuevo vicepresidente, pero finalmente fue desechada tal opción.

    El presidente del Levante, Quico Catalán, mantiene la ilusión por liderar el club. «Debo ser más fuerte que nunca. Por responsabilidad ante un máximo accionista y una junta general de accionistas, tengo que trabajar para dotar de un proyecto de futuro. No me voy agarrar a un sillón. No lo necesito. Quiero lo mejor para mi club. Y entiendo que lo mejor para mi club es que el consejo trabaje duro, que hable y se siente con la Fundación y le presente un proyecto. A partir de ahí, valoraremos», admitió el mandatario cuando anunció la salida del director deportivo, Manolo Salvador.

    Precisamente, dentro de los recortes económicos que introducirá el Levante a causa del descenso, figura la reducción salarial de Quico Catalán. Su sueldo bajará, tal y como quedó estipulado en su contrato cuando llegó a la presidencia del club.

    Si desde la Fundación acabase impulsándose algún cambio en el consejo, debería convocar una junta general extraordinaria de accionistas. Por ahora no se ha realizado ningún movimiento en ese sentido.

    Además, la Fundación se mantiene a la espera de que el Protectorado dé el beneplácito a los nuevos estatutos, que fueron presentados en diciembre. Desde el órgano dependiente de la Generalitat Valenciana todavía no ha habido respuesta. Aducen la acumulación de trabajo.

    El pasado verano, a raíz del debate que abrió la oferta de Robert Sarver para comprar el Levante, cogió fuerza la necesidad de remodelar la Fundación Cent Anys. Una comisión trabajó en el diseño de un nuevo modelo más democrático e independiente para favorecer su función de fiscalizar la gestión del club.

    José Manuel Fuertes, presidente de la Fundación desde sus orígenes, en 2009, aceptó continuar encabezando el organismo durante el periodo de transición, aunque se está alargando más de la cuenta. Así, ya ha puesto fecha para su salida.

    La Fundación celebrará una junta el 30 de junio y Fuertes espera tener sustituto antes de ese día. Todavía no hay candidatos formales, aunque una facción del patronato apuesta por Tomás Pérez.

    LAS PROVINCIAS contactó ayer con Tomás Pérez, quien declinó pronunciarse al respecto. El exvicepresidente del Levante, quien era partidario de vender la mayoría accionarial del club a Sarver, mantiene su puesto como patrono.

    En la Fundación confían en que, antes del 30 de junio, el Protectorado haya dado una contestación sobre los nuevos estatutos. Así, el patronato pasará de tener 33 integrantes a un máximo de 23. Perderán peso los consejeros y las instituciones, mientras que adquirirán representación los pequeños accionistas.

    Fuente: Las Provincias
    http://levanteud.lasprovincias.es/notic ... 333-v.html


  • Cafeteros

    ¡¡¡ Por fin se va Fuertes !!!!

    Aunque es un poco pronto para lanzar las campanas al vuelo, ya que este siempre se ha buscado una excusa de última hora para prolongar nuestra agonía (la de tenerle al frente de la fundación).

    ¿De verdad que QC217 pasará a ser QC217-X?

    Eso lo tengo que ver. Y a ver el importe de X.

    No sé si descojonarme o indignarme un poco más a raiz de esto:

    «Debo ser más fuerte que nunca. Por responsabilidad ante un máximo accionista y una junta general de accionistas, tengo que trabajar para dotar de un proyecto de futuro. No me voy agarrar a un sillón. No lo necesito. Quiero lo mejor para mi club. Y entiendo que lo mejor para mi club es que el consejo trabaje duro, que hable y se siente con la Fundación y le presente un proyecto. A partir de ahí, valoraremos»,

    ¿ Que no se agarra al sillón?
    ¿ Que no lo necesita?

    Imagino que con lo que ha cobrado estos años ya puede jubilarse y el OPUS siempre le encontrará un puesto donde mantener su estatus, paro antes de llegar a la presidencia, en el sentido profesional NO TENÍA DONDE CAERSE MUERTO.



  • Lo increíble es que algunos granotas hablan de el como el salvador y que todavía tendría que cobrar más, literal. Esta persona fuera del levante a que se dedicaría? Por eso que dice que no se agarra al sillón porque no le hace falta. Se sigue riendo de nosotros.en nuestra cara. La manera de esconderse este tiempo demuestra su cobardía, antes era el Pablo Iglesias de los presidentes de fútbol.



  • NO LO NECESITO, además mentiroso, os aseguro que lo necesita como el respirar



  • O sea para q los arcaicos rescoldos del villarroelismo ( el Tito debe de estar boquiabierto) se marchen tiene q sugerirse desde la Fundación. Esto no es más q papel lija para los testiculos. Seguiremos viendo gafas de sol, gomina, barbas recortadas etc. Pobre Levante



  • Bueno, es un primer paso.

    En el artículo dice que desde Fundación quieren proponer a Tomás Pérez como presidente.

    El único consejero capaz de dimitir, de apoyar públicamente la oferta de Sarver, y tras la votación dejó "el sillón" al que muchos otros se aferran.

    O sea, que de todo lo que hay por ahi metido, puede que sea el único capaz de ser crítico con el Consejo.