Extraño caso.



  • He escrito una manta sobre los malos instintos, malos deseos, negra conciencia y odios profundos, relacionado con lo que nos da el fútbol, y haciéndolo extensivo a nuestra personalidad auténtica. Era largo, muy largo, y eran cosas muy fuertes.
    A la primera le he dado al tramet, y en vez de publicar me ha devuelto al index.
    Lo he intentado repetir, le he dado al tramet y me ha devuelto al index.
    Desisto. No sé qué o quién desea que no haga un desglose de maldades, pero lo ha conseguido.

    Edito. Ahora sí se ha publicado. No era una cuestión informática. Era otra cosa….

    Y ya de paso planteo una pregunta.
    Quiénes somos realmente?
    Fulanito de tal, amable, pacífico y amante de las buenas causas?
    O somos el ser maligno, que odia y que desea el mal ajeno?

    Bona nit.



  • @rana baileys:

    He escrito una manta sobre los malos instintos, malos deseos, negra conciencia y odios profundos, relacionado con lo que nos da el fútbol, y haciéndolo extensivo a nuestra personalidad auténtica. Era largo, muy largo, y eran cosas muy fuertes.
    A la primera le he dado al tramet, y en vez de publicar me ha devuelto al index.
    Lo he intentado repetir, le he dado al tramet y me ha devuelto al index.
    Desisto. No sé qué o quién desea que no haga un desglose de maldades, pero lo ha conseguido.

    Edito. Ahora sí se ha publicado. No era una cuestión informática. Era otra cosa….

    Y ya de paso planteo una pregunta.
    Quiénes somos realmente?
    Fulanito de tal, amable, pacífico y amante de las buenas causas?
    O somos el ser maligno, que odia y que desea el mal ajeno?

    Bona nit.

    Som.


  • Cafeteros

    @rana baileys:

    He escrito una manta sobre los malos instintos, malos deseos, negra conciencia y odios profundos, relacionado con lo que nos da el fútbol, y haciéndolo extensivo a nuestra personalidad auténtica. Era largo, muy largo, y eran cosas muy fuertes.
    A la primera le he dado al tramet, y en vez de publicar me ha devuelto al index.
    Lo he intentado repetir, le he dado al tramet y me ha devuelto al index.
    Desisto. No sé qué o quién desea que no haga un desglose de maldades, pero lo ha conseguido.

    Edito. Ahora sí se ha publicado. No era una cuestión informática. Era otra cosa….

    Y ya de paso planteo una pregunta.
    Quiénes somos realmente?
    Fulanito de tal, amable, pacífico y amante de las buenas causas?
    O somos el ser maligno, que odia y que desea el mal ajeno?

    Bona nit.

    Sería tu ángel de la guarda, rana, que ha tenido que intervenir en plan radical…

    No somos ni ángeles ni demonios, amic. Ni buenos por naturaleza, como creían algunos filósofos como Rousseau, ni unos perdidos sin esperanza como decía Calvino. Es como aquellos dibujos animados de hace muchos años, en los que al protagonista, cuando tenía que tomar una decisión, le salía un angelito recomendándole hacer el bien, y un demoniete recomendándole ir a su interés.

    Somos fundamentalmente libres (ojo, existen condicionantes, no lo niego), y por tanto, podemos obrar tanto el mal como el bien en cada decisión de nuestra vida.

    Un teólogo te diría que la clave está en el hábito. El hábito de tomar las decisiones éticamente correctas nos lleva a la virtud y al amor, y a la apariencia de "ser buenos". Y el hábito del egoísmo y la maldad nos lleva al vicio y al odio, y a la apariencia de "ser malos". Pero nadie tiene prefijados esos cánones. Se puede cambiar.



  • @gimnastico_1909:

    @rana baileys:

    He escrito una manta sobre los malos instintos, malos deseos, negra conciencia y odios profundos, relacionado con lo que nos da el fútbol, y haciéndolo extensivo a nuestra personalidad auténtica. Era largo, muy largo, y eran cosas muy fuertes.
    A la primera le he dado al tramet, y en vez de publicar me ha devuelto al index.
    Lo he intentado repetir, le he dado al tramet y me ha devuelto al index.
    Desisto. No sé qué o quién desea que no haga un desglose de maldades, pero lo ha conseguido.

    Edito. Ahora sí se ha publicado. No era una cuestión informática. Era otra cosa….

    Y ya de paso planteo una pregunta.
    Quiénes somos realmente?
    Fulanito de tal, amable, pacífico y amante de las buenas causas?
    O somos el ser maligno, que odia y que desea el mal ajeno?

    Bona nit.

    Sería tu ángel de la guarda, rana, que ha tenido que intervenir en plan radical…

    No somos ni ángeles ni demonios, amic. Ni buenos por naturaleza, como creían algunos filósofos como Rousseau, ni unos perdidos sin esperanza como decía Calvino. Es como aquellos dibujos animados de hace muchos años, en los que al protagonista, cuando tenía que tomar una decisión, le salía un angelito recomendándole hacer el bien, y un demoniete recomendándole ir a su interés.

    Somos fundamentalmente libres (ojo, existen condicionantes, no lo niego), y por tanto, podemos obrar tanto el mal como el bien en cada decisión de nuestra vida.

    Un teólogo te diría que la clave está en el hábito. El hábito de tomar las decisiones éticamente correctas nos lleva a la virtud y al amor, y a la apariencia de "ser buenos". Y el hábito del egoísmo y la maldad nos lleva al vicio y al odio, y a la apariencia de "ser malos". Pero nadie tiene prefijados esos cánones. Se puede cambiar.

    Jajaja, el Homer bueno y el Homer malo. Pero por qué será que el siempre aparece cuando juega el Levante?

    Esto lleva a reflexiones más serias, por mi parte. Sobre por ejemplo, si la decisión de publicar un tuit es éticamente correcta, o lo es borrarlo al día siguiente. Sobre si esos condicionantes de los que hablan, imposibilitan por completo la libertad, sobre si el egoísmo es malo en sí mismo o es un mecanismo de defensa contra el mundo, sobre si de verdad se puede cambiar, sobre si un acontecimiento vital puede ser determinante para la personalidad, sobre la percepción del bien y el mal...
    Uff, da para mucho.
    Intentaré seguir con ello.
    Por cierto, mi ángel de la guarda ya podía también buscarme aparcamiento cuando lo necesito.


  • Cafeteros

    @rana baileys:

    Jajaja, el Homer bueno y el Homer malo. Pero por qué será que el siempre aparece cuando juega el Levante?

    Esto lleva a reflexiones más serias, por mi parte. Sobre por ejemplo, si la decisión de publicar un tuit es éticamente correcta, o lo es borrarlo al día siguiente. Sobre si esos condicionantes de los que hablan, imposibilitan por completo la libertad, sobre si el egoísmo es malo en sí mismo o es un mecanismo de defensa contra el mundo, sobre si de verdad se puede cambiar, sobre si un acontecimiento vital puede ser determinante para la personalidad, sobre la percepción del bien y el mal...
    Uff, da para mucho.
    Intentaré seguir con ello.

    Las reacciones viscerales son humanas, pero los filósofos (y el saber popular) desde antiguo han recomendado pensárselo 2 veces antes de decir lo que se le pasa a uno por la cabeza. O sea, meditar sobre sus consecuencias, etc.
    Vaya, la siempre insuficientemente ponderada virtud de la prudencia.
    Hoy en día, y más aún en la rapidez, extensión y anonimato de las redes sociales, no es muy empleada. Pero, vamos, que si el arrepentimiento es sincero, la cosa tiene arreglo. Nadie es perfecto.

    Todo lo demás que comentas es bastante más profundo. Habría que ir hilando muy fino cada cosa.

    @rana baileys:

    Por cierto, mi ángel de la guarda ya podía también buscarme aparcamiento cuando lo necesito.

    ¿Pero tú se lo pides????



  • @gimnastico_1909:

    @rana baileys:

    Jajaja, el Homer bueno y el Homer malo. Pero por qué será que el siempre aparece cuando juega el Levante?

    Esto lleva a reflexiones más serias, por mi parte. Sobre por ejemplo, si la decisión de publicar un tuit es éticamente correcta, o lo es borrarlo al día siguiente. Sobre si esos condicionantes de los que hablan, imposibilitan por completo la libertad, sobre si el egoísmo es malo en sí mismo o es un mecanismo de defensa contra el mundo, sobre si de verdad se puede cambiar, sobre si un acontecimiento vital puede ser determinante para la personalidad, sobre la percepción del bien y el mal...
    Uff, da para mucho.
    Intentaré seguir con ello.

    Las reacciones viscerales son humanas, pero los filósofos (y el saber popular) desde antiguo han recomendado pensárselo 2 veces antes de decir lo que se le pasa a uno por la cabeza. O sea, meditar sobre sus consecuencias, etc.
    Vaya, la siempre insuficientemente ponderada virtud de la prudencia.
    Hoy en día, y más aún en la rapidez, extensión y anonimato de las redes sociales, no es muy empleada. Pero, vamos, que si el arrepentimiento es sincero, la cosa tiene arreglo. Nadie es perfecto.

    Todo lo demás que comentas es bastante más profundo. Habría que ir hilando muy fino cada cosa.

    @rana baileys:

    Por cierto, mi ángel de la guarda ya podía también buscarme aparcamiento cuando lo necesito.

    ¿Pero tú se lo pides????

    La canción " El preso número 9 " sería el colmo de lo política y moralmente INcorrecto por estos paralelos y meridianos que atraviesan nuestras tierras y mares… Y ahora.

    Yo creo que si alguien canta hoy eso, según dónde y cuando, sale directamente del concierto preso. El preso número 10...



  • Letra de la canción " El preso número 9"

    _**Al preso número nueve ya lo van a confesar.
    Está rezando en la celda con el cura del penal.
    Porque antes de amanecer la vida le han de quitar.
    Porque mató a su mujer y a un amigo desleal.

    Dice así: al confesor
    Los maté sí señor
    Y si vuelvo a nacer.
    Yo los vuelvo a matar.

    Padre no me arrepiento ni me da miedo la eternidad.
    Yo sé que allá en el cielo el ser supremo me ha de juzgar.
    Voy a seguir sus pasos voy a buscarlos al más allá.

    El preso número nueve era hombre muy cabal.
    Iba en la noche del duelo muy contento a su jacal.
    Pero al mirar a su amor en brazos de su rival.
    Sintió en su pecho un dolor y no se pudo aguantar.

    Al sonar el clarín
    Se formó el pelotón.
    Y rumbo al paredón.
    Se oyó al preso decir.

    Padre no me arrepiento ni me da miedo la eternidad.
    Yo sé que allá en el cielo el ser supremo me ha de juzgar.
    Voy a seguir sus pasos voy a buscarlos al más allá.**_


    O, éste, el que os guste Mas:



  • @LevanteXXI:

    Letra de la canción " El preso número 9"

    _**Al preso número nueve ya lo van a confesar.
    Está rezando en la celda con el cura del penal.
    Porque antes de amanecer la vida le han de quitar.
    Porque mató a su mujer y a un amigo desleal.

    Dice así: al confesor
    Los maté sí señor
    Y si vuelvo a nacer.
    Yo los vuelvo a matar.

    Padre no me arrepiento ni me da miedo la eternidad.
    Yo sé que allá en el cielo el ser supremo me ha de juzgar.
    Voy a seguir sus pasos voy a buscarlos al más allá.

    El preso número nueve era hombre muy cabal.
    Iba en la noche del duelo muy contento a su jacal.
    Pero al mirar a su amor en brazos de su rival.
    Sintió en su pecho un dolor y no se pudo aguantar.

    Al sonar el clarín
    Se formó el pelotón.
    Y rumbo al paredón.
    Se oyó al preso decir.

    Padre no me arrepiento ni me da miedo la eternidad.
    Yo sé que allá en el cielo el ser supremo me ha de juzgar.
    Voy a seguir sus pasos voy a buscarlos al más allá.**_


    O, éste, el que os guste Mas:

    Pues sí, el mensaje de la canción no es nada modélico. La maté porque era mía, y si volviera a nacer, la volvería a matar. Y al otro también, faltaría más.
    No dice mucho del preso. Vale como poema pasional, pero poco más.

    Es de lo poco que no me gusta de Joan Baez. Me quedo con Donna Donna, Gracias a la Vida o No nos moverán, por ejemplo.


  • Cafeteros

    @LevanteXXI:

    La canción " El preso número 9 " sería el colmo de lo política y moralmente INcorrecto por estos paralelos y meridianos que atraviesan nuestras tierras y mares… Y ahora.

    Yo creo que si alguien canta hoy eso, según dónde y cuando, sale directamente del concierto preso. El preso número 10...

    Bueno, es una forma de moral de otros tiempos. Además, muy mexicano, muy "macho". Una forma de pensar en que el crimen pasional casi era visto como una obligación para que el hombre mantuviese su "honor". Y, por ende, no subsidiario de ser considerado algo malo. En España también hay coplas con esa temática. Y si nos vamos a los tangos argentinos… ni te digo.

    Afortunadamente, hoy en día eso se llama como se tiene que llamar: asesinato vil, porque encima es contra una persona a la que estás obligado a querer y proteger (no puedes agredirla por muy mal que se porte). Los tiempos no siempre cambian para mal, muchas veces cambian para bien.



  • @gimnastico_1909:

    @LevanteXXI:

    La canción " El preso número 9 " sería el colmo de lo política y moralmente INcorrecto por estos paralelos y meridianos que atraviesan nuestras tierras y mares… Y ahora.

    Yo creo que si alguien canta hoy eso, según dónde y cuando, sale directamente del concierto preso. El preso número 10...

    Bueno, es una forma de moral de otros tiempos. Además, muy mexicano, muy "macho". Una forma de pensar en que el crimen pasional casi era visto como una obligación para que el hombre mantuviese su "honor". Y, por ende, no subsidiario de ser considerado algo malo. En España también hay coplas con esa temática. Y si nos vamos a los tangos argentinos… ni te digo.

    Afortunadamente, hoy en día eso se llama como se tiene que llamar: asesinato vil, porque encima es contra una persona a la que estás obligado a querer y proteger (no puedes agredirla por muy mal que se porte). Los tiempos no siempre cambian para mal, muchas veces cambian para bien.

    Estamos de acuerdo en eso, gim, (bueno, en lo del malc y el bien, no sé,jeje)

    Poéticamente, empero, y desligada toda la copla, de todo tipo de violencia física, y mucho Mas, de una "muerte " o asesinato real, a mí me llama la atención en esta canción es la convicción íntima de la ausencia total de arrepentimiento del preso número 9.

    Padre, no me arrepiento…Y si vuelvo a nacer, yo los vuelvo a matar. Voy a buscarlos al Mas Allá. El Padre eterno, me absolverá..

    Quede claro, por si las moscas, que no entro, en este caso, en discusiones morales, sino en la extraordinaria fe del preso número 9 , en sí mismo.

    Lo asocié por la frase en negrita que te destaqué en el mensaje que escribiste...Este, el preso 9, no muestra arrepentimiento. Los que lo llevan al paredón, tampoco.


  • Moderador

    El malc y el bien, me gusta



  • Y lo de "TENGO QUE HACER UN ROSARIO CON TUS DIENTES DE MARFIL PARA QUE PUEDA BESARLO CUANDO ESTE LEJOS DE TI".

    Telita.


  • Cafeteros

    @LevanteXXI:

    @gimnastico_1909:

    @LevanteXXI:

    La canción " El preso número 9 " sería el colmo de lo política y moralmente INcorrecto por estos paralelos y meridianos que atraviesan nuestras tierras y mares… Y ahora.

    Yo creo que si alguien canta hoy eso, según dónde y cuando, sale directamente del concierto preso. El preso número 10...

    Bueno, es una forma de moral de otros tiempos. Además, muy mexicano, muy "macho". Una forma de pensar en que el crimen pasional casi era visto como una obligación para que el hombre mantuviese su "honor". Y, por ende, no subsidiario de ser considerado algo malo. En España también hay coplas con esa temática. Y si nos vamos a los tangos argentinos… ni te digo.

    Afortunadamente, hoy en día eso se llama como se tiene que llamar: asesinato vil, porque encima es contra una persona a la que estás obligado a querer y proteger (no puedes agredirla por muy mal que se porte). Los tiempos no siempre cambian para mal, muchas veces cambian para bien.

    Estamos de acuerdo en eso, gim, (bueno, en lo del malc y el bien, no sé,jeje)

    Poéticamente, empero, y desligada toda la copla, de todo tipo de violencia física, y mucho Mas, de una "muerte " o asesinato real, a mí me llama la atención en esta canción es la convicción íntima de la ausencia total de arrepentimiento del preso número 9.

    Padre, no me arrepiento…Y si vuelvo a nacer, yo los vuelvo a matar. Voy a buscarlos al Mas Allá. El Padre eterno, me absolverá..

    Quede claro, por si las moscas, que no entro, en este caso, en discusiones morales, sino en la extraordinaria fe del preso número 9 , en sí mismo.

    Lo asocié por la frase en negrita que te destaqué en el mensaje que escribiste...Este, el preso 9, no muestra arrepentimiento. Los que lo llevan al paredón, tampoco.

    Digamos que como tiene la convicción de haber algo hecho bueno, lo correcto en conciencia es no lamentarlo, sino reivindicarlo.

    O sea, que el preso número 9 es coherente. Cosa muy diferente es que tenga razón… ya se sabe que la conciencia hay que formarla. Y formarla para el bien, no para el mal.



  • Ni para el malc…


  • Moderador

    El que no para es LEV



  • El malc, contrario al bien.
    El Lev, contrario al Val.
    El blau, contrario al grana.
    El ran, contrario al rin…



  • @rana baileys:

    El malc, contrario al bien.
    El Lev, contrario al Val.
    El blau, contrario al grana.
    El ran, contrario al rin…

    El gim contrari al llamp.



  • El fon contrari al món…



  • La nan contraria al pan.


Accede para responder