El Veganismo



  • En los últimos años han aparecido una opción alimentaria llamada el Veganismo, el cual promulga no comer ningún alimento de origen animal, incluyendo las abejas.

    Se confunden con el vegetariano, el cual comen derivados animales como son la leche y los huevos pero igual que los veganos, no comen carne ni pescado.

    Esta opción alimentaria surge bajo teorías que hay que mantener un supuesto equilibrio con el medioambiente negando que los seres humanos puedan ser carnívoros y también como una forma de desincentivar las explotaciones animales las cuales las consideran intensivas en contaminación (macrogranjas que usan muchos medicamentos que pueden colarse al subsuelo o el metano de vacunos desprendido de sus excrementos y ventosidades), además de solidarizarse contra el maltrato animal. E incluso algunos dicen que consumir productos procedentes de animales producen enfermedades como el cáncer.

    Los detractores de esta opción alimentaria afirman:

    • Que necesita todo ser humano un consumo de vitamina B 12, el cual solo lo tiene la carne.
    • Que no está probado que el metano de los vacunos contribuya a un mayor efecto invernadero.
    • Que detrás del movimiento vegano, hay unos intereses comerciales de grandes compañías que han creado un nicho de mercado.
    • Que incluso hay mucho sectarismo o relación con sectas en las que tienen como base el medioambiente, y que luego podría surgir otro movimiento que además de acoger las pautas veganas podría aparecer un movimiento diciendo que no se necesita comer vegetales que también sufre la explotación intensiva.

    Bueno, os dejo un tema que creo que puede ser interesante, cada vez hay mas veganos.



  • Yo considero que cada uno puede comer lo que quiera, y que nadie es mejor que otro por el sólo hecho de comer lechugas en vez de chuletas o viceversa.
    Yo soy carnívoro y no me parece adecuado que se diga que si como cadáveres, que si no me importa el sufrimiento animal, etc.
    En esta alocada postmodernidad se ha sustituido la lucha de clases por otras "luchas" sectoriales que enmascaran lo auténticamente importante.
    Gran parte de culpa la progresía, que contamina la historia y la prostituye con cuentos. Y así el futuro se nubla.
    Y está muy bien preservar el medio ambiente, propiciar una sana alimentación etc, pero si no se considera que todo ello (y más cosas) deben ser "parte" de la lucha y se ve como un fin en sí mismo, acabarán ganando los mismos, los de siempre.
    Y no creo necesario decir quiénes son los de siempre.


  • Cafeteros

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    Yo considero que cada uno puede comer lo que quiera, y que nadie es mejor que otro por el sólo hecho de comer lechugas en vez de chuletas o viceversa.
    Yo soy carnívoro y no me parece adecuado que se diga que si como cadáveres, que si no me importa el sufrimiento animal, etc.
    En esta alocada postmodernidad se ha sustituido la lucha de clases por otras "luchas" sectoriales que enmascaran lo auténticamente importante.
    Gran parte de culpa la progresía, que contamina la historia y la prostituye con cuentos. Y así el futuro se nubla.
    Y está muy bien preservar el medio ambiente, propiciar una sana alimentación etc, pero si no se considera que todo ello (y más cosas) deben ser "parte" de la lucha y se ve como un fin en sí mismo, acabarán ganando los mismos, los de siempre.
    Y no creo necesario decir quiénes son los de siempre.

    ¡Yo lo sé! ¡Yo lo sé! son los malos.

    Estimado rana, Antonio Gramsci inventó la guerra cultural, pero los marxistas no tenéis la patente. Es un medio que cualquiera puede emplear para hacer colar su mercancía.
    Así la han usado los nazis, los racistas, los gringos, los libertinos del 68, los existencialistas, los sodomitas, las furibundas, los animalistas o los vegetarianos.

    No te quejes si los pijoprogres (que en el fondo son tan liberales y burgueses como los conservadores) usan los mismos métodos de agitación y propaganda para "desviar la atención de la lucha que importa" y centrarla en la lucha que a ellos sí les importa.

    Un abrazo.


  • Cafeteros

    @ROMPEDOR dijo en El Veganismo:

    En los últimos años han aparecido una opción alimentaria llamada el Veganismo, el cual promulga no comer ningún alimento de origen animal, incluyendo las abejas.

    Se confunden con el vegetariano, el cual comen derivados animales como son la leche y los huevos pero igual que los veganos, no comen carne ni pescado.

    Esta opción alimentaria surge bajo teorías que hay que mantener un supuesto equilibrio con el medioambiente negando que los seres humanos puedan ser carnívoros y también como una forma de desincentivar las explotaciones animales las cuales las consideran intensivas en contaminación (macrogranjas que usan muchos medicamentos que pueden colarse al subsuelo o el metano de vacunos desprendido de sus excrementos y ventosidades), además de solidarizarse contra el maltrato animal. E incluso algunos dicen que consumir productos procedentes de animales producen enfermedades como el cáncer.

    Los detractores de esta opción alimentaria afirman:

    • Que necesita todo ser humano un consumo de vitamina B 12, el cual solo lo tiene la carne.
    • Que no está probado que el metano de los vacunos contribuya a un mayor efecto invernadero.
    • Que detrás del movimiento vegano, hay unos intereses comerciales de grandes compañías que han creado un nicho de mercado.
    • Que incluso hay mucho sectarismo o relación con sectas en las que tienen como base el medioambiente, y que luego podría surgir otro movimiento que además de acoger las pautas veganas podría aparecer un movimiento diciendo que no se necesita comer vegetales que también sufre la explotación intensiva.

    Bueno, os dejo un tema que creo que puede ser interesante, cada vez hay mas veganos.

    Estimado ROMPEDOR: el vegetarianismo es muuuy antiguo. Algunas sectas gnósticas, en los primeros siglos del cristianismo, ya eran vegetarianas, pero no por solidaridad animal, sino porque eran espiritualistas y repugnaban la carne en sentido amplio, lo cual incluía los chuletones.

    Dentro del vegetarianismo siempre ha habido grados. Los más estrictos eran lo que ahora se llama veganismo.
    Aunque se intente presentar como algo nuevo, es más viejo que andar a pie.



  • @gimnastico_1909 dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    Yo considero que cada uno puede comer lo que quiera, y que nadie es mejor que otro por el sólo hecho de comer lechugas en vez de chuletas o viceversa.
    Yo soy carnívoro y no me parece adecuado que se diga que si como cadáveres, que si no me importa el sufrimiento animal, etc.
    En esta alocada postmodernidad se ha sustituido la lucha de clases por otras "luchas" sectoriales que enmascaran lo auténticamente importante.
    Gran parte de culpa la progresía, que contamina la historia y la prostituye con cuentos. Y así el futuro se nubla.
    Y está muy bien preservar el medio ambiente, propiciar una sana alimentación etc, pero si no se considera que todo ello (y más cosas) deben ser "parte" de la lucha y se ve como un fin en sí mismo, acabarán ganando los mismos, los de siempre.
    Y no creo necesario decir quiénes son los de siempre.

    ¡Yo lo sé! ¡Yo lo sé! son los malos.

    Estimado rana, Antonio Gramsci inventó la guerra cultural, pero los marxistas no tenéis la patente. Es un medio que cualquiera puede emplear para hacer colar su mercancía.
    Así la han usado los nazis, los racistas, los gringos, los libertinos del 68, los existencialistas, los sodomitas, las furibundas, los animalistas o los vegetarianos.

    No te quejes si los pijoprogres (que en el fondo son tan liberales y burgueses como los conservadores) usan los mismos métodos de agitación y propaganda para "desviar la atención de la lucha que importa" y centrarla en la lucha que a ellos sí les importa.

    Un abrazo.

    Querido amic, te has olvidado de los que llevan 2.000 años haciéndolo: los cristianos, maestros en ese "arte" 🙂
    No me agrada mucho usar esa dualidad buenos-malos porque suena a peli del oeste, pero no se puede esconder el Sol con una visera.
    Existen las clases y existe una clara contradicción entre sus intereses. Lo que beneficia a los oligarcas, a los que detentan el poder económico y productivo, perjudica a la gran mayoría que está en la base de la pirámide.
    Esto es más simple que una cerilla, y por esa razón hay que tergiversarlo. Cuando no afloraba la sectorialidad progre, quedaba muy a las claras, y eso no convenía; ahora los que por interés de clase tendrían que hacer frente a la explotación, a lo que hacen frente es a los carnívoros.
    Y en esa lógica perversa me convierten a mí en su enemigo a abatir, cuando muy probablemente tanto yo como ellos sufrimos la misma cadena, la que imponen los sometedores a los sometidos.
    Y soy plenamente consciente que todo esto suena a eso que tanto te gusta decir: agitprop.
    Pero si lo es, no lo son menos las homilías que a esta hora proliferan por el país.
    Por eso no caigamos en estereotipos que sólo persiguen demonizar al contrario. Valga decir que cada uno expone sus razones, en la creencia de que es "lo correcto". De no ser así, apaga y vámonos.
    Un abrazaco en este día del abuelo para mi abuelete preferido. 😄



  • @gimnastico_1909 Yo hablo del veganismo, el vegetarismo ya había en los años 70 e incluso antes, lo nuevo es que en los últimos años ha cogido mas fuerte.

    No obstante, os paso este artículo:

    ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
    https://www.lavanguardia.com/natural/20150208/54426997428/movimiento-vegano-raices.html#:~:text=El concepto vegan (veganismo) nació,para ejercer la no violencia.

    El movimiento vegano y sus raíces

    Pitágoras o el budismo ya incorporan la idea de no consumir ni usar productos de otros animales para ejercer la no violencia

    ANTONIO CERRILLO 08/02/2015 00:00 | Actualizado a 08/02/2015 18:13

    El concepto vegan (veganismo) nació en Gran Bretaña en 1944 en la Vegan Society, creada por Donald Watson (1910-2005) en Leicester, Inglaterra.

    Espíritu. Pitágoras en la antigua Grecia o el budismo en Asia ya incorporan la idea de no consumir ni usar productos de otros animales para ejercer la no violencia. Sus promotores afirman que sienten una profunda compasión por el sufrimiento ajeno y por el de los animales.

    Origen. No se sabe cuándo llegó a España, pero sí se ha comprobado que ha aumentado el número de veganos. Las noticias más antiguas se remontan a 1997.

    Organizados. Un partido político (Pacma) se presenta a las elecciones desde hace tiempo (nació como antitaurino, pero ahora ya son veganos). Además, están las asociaciones vegana y vegetariana. Veganos y toros. La contribución vegana fue “determinante” en la campaña que desembocó en la abolición de los toros en Catalunya, según la profesora Núria Almiron. Otros motivos, al margen de los expresados por los veganos, también influyeron.

    Las reglas. El veganismo es un movimiento político favorable a los derechos de los animales que se practica sobre la base de ciertas reglas en el consumo de fuertes valores morales.

    1. Alimentación: no consumir productos de origen animal, o fruto de su explotación.

    2. Vestimenta: utilizar prendas desarrolladas con fibras vegetales o sintéticas.

    3. Entretenimiento: no asistir a espectáculos donde se utilicen y/maltraten animales, o bien rechazar la caza o la pesca.

    4. Evitar consumir productos experimentados en animales, aunque en el ámbito médico esto es muy difícil.

    5. No comprar animales para la compañía. Ellos optan por la adopción.

    +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


  • Cafeteros

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    @gimnastico_1909 dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    Yo considero que cada uno puede comer lo que quiera, y que nadie es mejor que otro por el sólo hecho de comer lechugas en vez de chuletas o viceversa.
    Yo soy carnívoro y no me parece adecuado que se diga que si como cadáveres, que si no me importa el sufrimiento animal, etc.
    En esta alocada postmodernidad se ha sustituido la lucha de clases por otras "luchas" sectoriales que enmascaran lo auténticamente importante.
    Gran parte de culpa la progresía, que contamina la historia y la prostituye con cuentos. Y así el futuro se nubla.
    Y está muy bien preservar el medio ambiente, propiciar una sana alimentación etc, pero si no se considera que todo ello (y más cosas) deben ser "parte" de la lucha y se ve como un fin en sí mismo, acabarán ganando los mismos, los de siempre.
    Y no creo necesario decir quiénes son los de siempre.

    ¡Yo lo sé! ¡Yo lo sé! son los malos.

    Estimado rana, Antonio Gramsci inventó la guerra cultural, pero los marxistas no tenéis la patente. Es un medio que cualquiera puede emplear para hacer colar su mercancía.
    Así la han usado los nazis, los racistas, los gringos, los libertinos del 68, los existencialistas, los sodomitas, las furibundas, los animalistas o los vegetarianos.

    No te quejes si los pijoprogres (que en el fondo son tan liberales y burgueses como los conservadores) usan los mismos métodos de agitación y propaganda para "desviar la atención de la lucha que importa" y centrarla en la lucha que a ellos sí les importa.

    Un abrazo.

    Querido amic, te has olvidado de los que llevan 2.000 años haciéndolo: los cristianos, maestros en ese "arte" 🙂
    No me agrada mucho usar esa dualidad buenos-malos porque suena a peli del oeste, pero no se puede esconder el Sol con una visera.
    Existen las clases y existe una clara contradicción entre sus intereses. Lo que beneficia a los oligarcas, a los que detentan el poder económico y productivo, perjudica a la gran mayoría que está en la base de la pirámide.
    Esto es más simple que una cerilla, y por esa razón hay que tergiversarlo. Cuando no afloraba la sectorialidad progre, quedaba muy a las claras, y eso no convenía; ahora los que por interés de clase tendrían que hacer frente a la explotación, a lo que hacen frente es a los carnívoros.
    Y en esa lógica perversa me convierten a mí en su enemigo a abatir, cuando muy probablemente tanto yo como ellos sufrimos la misma cadena, la que imponen los sometedores a los sometidos.
    Y soy plenamente consciente que todo esto suena a eso que tanto te gusta decir: agitprop.
    Pero si lo es, no lo son menos las homilías que a esta hora proliferan por el país.
    Por eso no caigamos en estereotipos que sólo persiguen demonizar al contrario. Valga decir que cada uno expone sus razones, en la creencia de que es "lo correcto". De no ser así, apaga y vámonos.
    Un abrazaco en este día del abuelo para mi abuelete preferido. 😄

    Jejeje, cómo te encanta darme carnaza para que pique...

    Haces una comparación odiosa, y creo que lo sabes. La filosofía política cristiana, basándose en Platón, en Aristóteles, en san Agustín o en Santo Tomás, trata sobre el modo de que la sociedad alcance la ética de la virtud, o del Bien, o de la felicidad, y el modo en que las autoridades pueden colaborar con ello. El marxismo y sus émulos (como toda la filosofía política post-Maquiavelo, en realidad), sólo trata del modo de alcanzar el poder, de como retenerlo y de cómo emplearlo.

    (Por cierto que las homilías actuales son, en su inmensa mayoría, soporíferas charlas llenas de lugares comunes sobre la autoayuda y lo políticamente correcto; yo diría que no vas a muchas últimamente)

    Sin contar conque el cristianismo se basa en el amor a Dios y al prójimo, y el marxismo en el odio de clase, el cristianismo considera la mentira un pecado, y el marxismo un "arma revolucionaria", el cristianismo busca la justicia y el marxismo la dictadura del proletariado, que el cristianismo quiere la conversión de sus adversarios y el marxismo elabora complejos planes para su eliminación, o que el cristianismo predica el perdón, y el marxismo el revanchismo contra los "explotadores" o los "enemigos del pueblo" (categoría elástica donde cabe cualquiera que el partido declare como tal).

    Y por esto último venimos a lo que te decía: para ti son los oligarcas los que detentan el poder económico y perjudican a la mayoría que está en la base. Pero para otros, los opresores son los varones, los carnívoros, los blancos, los yanquis, los moros, o los hetero-cis-género.
    Tú estás convencido de que los males de la sociedad vienen por la existencia de esos "malos" oficiales, que son los explotadores económicos, pero otros han localizado otros malos, y los aborrecen con la misma pasión que tú a los tuyos.

    Porque la clave ya no es la teoría de la lucha de clases, sino la identificación de un grupo "oprimido", su victimización, y la creación de un grupo de presión para defender los supuestos derechos o privilegios debidos a esas supuestas víctimas.
    Y para eso, valen lo mismo los burgueses o el capital, como la monarquía, los arios, los judíos, los payos, los conquistadores europeos, los varones blancos heteros, los masones o los maketos.

    Lo que importa es el grupo victimista y el enemigo victimario. Su localización, denigración y eliminación/humillación.

    Eso es lo que debes ver, querido rana: importa el medio (victimización/agresión) y el fin (un grupo de presión toma el poder). Todo lo demás es relleno. Ponte al día, que te has quedado en comunismo clásico de Hoxa, y eso está más pasado de moda que el polisón.

    El encaje de bolillos del neomarxismo actual es cómo congeniar a todas esas corrientes tan diversas y variadas para llevarlas a su redil, y mantener el medio y el fin.
    Francamente, lo veo difícil.

    Un abracete.



  • @gimnastico_1909 dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    @gimnastico_1909 dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    Yo considero que cada uno puede comer lo que quiera, y que nadie es mejor que otro por el sólo hecho de comer lechugas en vez de chuletas o viceversa.
    Yo soy carnívoro y no me parece adecuado que se diga que si como cadáveres, que si no me importa el sufrimiento animal, etc.
    En esta alocada postmodernidad se ha sustituido la lucha de clases por otras "luchas" sectoriales que enmascaran lo auténticamente importante.
    Gran parte de culpa la progresía, que contamina la historia y la prostituye con cuentos. Y así el futuro se nubla.
    Y está muy bien preservar el medio ambiente, propiciar una sana alimentación etc, pero si no se considera que todo ello (y más cosas) deben ser "parte" de la lucha y se ve como un fin en sí mismo, acabarán ganando los mismos, los de siempre.
    Y no creo necesario decir quiénes son los de siempre.

    ¡Yo lo sé! ¡Yo lo sé! son los malos.

    Estimado rana, Antonio Gramsci inventó la guerra cultural, pero los marxistas no tenéis la patente. Es un medio que cualquiera puede emplear para hacer colar su mercancía.
    Así la han usado los nazis, los racistas, los gringos, los libertinos del 68, los existencialistas, los sodomitas, las furibundas, los animalistas o los vegetarianos.

    No te quejes si los pijoprogres (que en el fondo son tan liberales y burgueses como los conservadores) usan los mismos métodos de agitación y propaganda para "desviar la atención de la lucha que importa" y centrarla en la lucha que a ellos sí les importa.

    Un abrazo.

    Querido amic, te has olvidado de los que llevan 2.000 años haciéndolo: los cristianos, maestros en ese "arte" 🙂
    No me agrada mucho usar esa dualidad buenos-malos porque suena a peli del oeste, pero no se puede esconder el Sol con una visera.
    Existen las clases y existe una clara contradicción entre sus intereses. Lo que beneficia a los oligarcas, a los que detentan el poder económico y productivo, perjudica a la gran mayoría que está en la base de la pirámide.
    Esto es más simple que una cerilla, y por esa razón hay que tergiversarlo. Cuando no afloraba la sectorialidad progre, quedaba muy a las claras, y eso no convenía; ahora los que por interés de clase tendrían que hacer frente a la explotación, a lo que hacen frente es a los carnívoros.
    Y en esa lógica perversa me convierten a mí en su enemigo a abatir, cuando muy probablemente tanto yo como ellos sufrimos la misma cadena, la que imponen los sometedores a los sometidos.
    Y soy plenamente consciente que todo esto suena a eso que tanto te gusta decir: agitprop.
    Pero si lo es, no lo son menos las homilías que a esta hora proliferan por el país.
    Por eso no caigamos en estereotipos que sólo persiguen demonizar al contrario. Valga decir que cada uno expone sus razones, en la creencia de que es "lo correcto". De no ser así, apaga y vámonos.
    Un abrazaco en este día del abuelo para mi abuelete preferido. 😄

    Jejeje, cómo te encanta darme carnaza para que pique...

    Haces una comparación odiosa, y creo que lo sabes. La filosofía política cristiana, basándose en Platón, en Aristóteles, en san Agustín o en Santo Tomás, trata sobre el modo de que la sociedad alcance la ética de la virtud, o del Bien, o de la felicidad, y el modo en que las autoridades pueden colaborar con ello. El marxismo y sus émulos (como toda la filosofía política post-Maquiavelo, en realidad), sólo trata del modo de alcanzar el poder, de como retenerlo y de cómo emplearlo.

    (Por cierto que las homilías actuales son, en su inmensa mayoría, soporíferas charlas llenas de lugares comunes sobre la autoayuda y lo políticamente correcto; yo diría que no vas a muchas últimamente)

    Sin contar conque el cristianismo se basa en el amor a Dios y al prójimo, y el marxismo en el odio de clase, el cristianismo considera la mentira un pecado, y el marxismo un "arma revolucionaria", el cristianismo busca la justicia y el marxismo la dictadura del proletariado, que el cristianismo quiere la conversión de sus adversarios y el marxismo elabora complejos planes para su eliminación, o que el cristianismo predica el perdón, y el marxismo el revanchismo contra los "explotadores" o los "enemigos del pueblo" (categoría elástica donde cabe cualquiera que el partido declare como tal).

    Y por esto último venimos a lo que te decía: para ti son los oligarcas los que detentan el poder económico y perjudican a la mayoría que está en la base. Pero para otros, los opresores son los varones, los carnívoros, los blancos, los yanquis, los moros, o los hetero-cis-género.
    Tú estás convencido de que los males de la sociedad vienen por la existencia de esos "malos" oficiales, que son los explotadores económicos, pero otros han localizado otros malos, y los aborrecen con la misma pasión que tú a los tuyos.

    Porque la clave ya no es la teoría de la lucha de clases, sino la identificación de un grupo "oprimido", su victimización, y la creación de un grupo de presión para defender los supuestos derechos o privilegios debidos a esas supuestas víctimas.
    Y para eso, valen lo mismo los burgueses o el capital, como la monarquía, los arios, los judíos, los payos, los conquistadores europeos, los varones blancos heteros, los masones o los maketos.

    Lo que importa es el grupo victimista y el enemigo victimario. Su localización, denigración y eliminación/humillación.

    Eso es lo que debes ver, querido rana: importa el medio (victimización/agresión) y el fin (un grupo de presión toma el poder). Todo lo demás es relleno. Ponte al día, que te has quedado en comunismo clásico de Hoxa, y eso está más pasado de moda que el polisón.

    El encaje de bolillos del neomarxismo actual es cómo congeniar a todas esas corrientes tan diversas y variadas para llevarlas a su redil, y mantener el medio y el fin.
    Francamente, lo veo difícil.

    Un abracete.

    Querido amic, compruebo con agrado de nuevo que habilidades no te faltan en el arte dialéctico, uno de los fundamentos de la propaganda. Palabra que por cierto tiene mala prensa cuando no debería ser así. Tiene su raíz en "propagar", difundir un mensaje o una idea, y que fue justo el mandato de Cristo resucitado a los apóstoles.
    De hecho en la propia Iglesia no han faltado entes específicamente diseñados a tal fin. Y no hace falta irse a la medieval OP. El pasado siglo se creó la Asoc. Nacional de Propagandistas con el fin de "propagar" ese mensaje cristiano.
    Por tanto la propaganda, expresamente reconocida no es objeto sólo de malvados regímenes dictatoriales. Es más vieja que el mear, o mejor, que el veganismo, ya que estamos en este hilo.
    Pero vamos a lo que importa. Gim, has hecho el típico relato de poner en una balanza algo excelso, puro e incontaminado frente a otra cosa mundana, deleznable y de la que sólo falta el olor a azufre.
    Es una trampita dialéctica..y lo sabes.
    Aquí hay por tanto dos vertientes: la excelsa y la mundana. Pero claro, ambas "partes" deben gozar de esa condición, y no empezar el partido 3-0 en contra.
    Vamos primero con lo excelso? Venga.
    En efecto la filosofía cristiana que entronca en viejísimos postulados, preconiza el mutuo amor, la virtud, la armonía y la felicidad. Y no ya sólo su basamento filosófico sino el propio mensaje de Cristo.
    Se trata de que el ser humano alcance esa plenitud vital que otorga la fe y que se canaliza en la caridad.
    Cosas que no discuto y que comparto, lo cual a estas alturas es (supongo) más que conocido para un supuesto lector habitual del foro.
    Y lo excelso de "lo otro"? Y pongo esa palabra porque no encuentro otra lo suficientemente significativa.
    Pues como algo excelso debe tener, quizá fuera el conseguir una sociedad en la que el ser humano se libere de las ataduras de la explotación y sus alineaciones, para vivir en libertad y fraternidad con sus semejantes y la humanidad en su conjunto. Una sociedad en la que se garanticen sus necesidades y se pueda desarrollar en la cultura, el deporte, la solidaridad activa. En definitiva: una sociedad feliz.
    Puede parecer algo ingenuo. Pero bueno, equiparable a lo anterior.

    Y ahora me temo que llega la parte mundana. Y aquí también hay para todos.
    El cristianismo predica el perdón. Que las autoridades deben contribuir a la felicidad de la gente, que busca la conversión.
    Muy bien. La Inquisición quemando vivos a los disidentes, la Iglesia sometiendo a los estamentos más bajos en favor de nobles, terratenientes, reyes o emperadores. Propiciando guerras en su beneficio en las que morían miles de esos a los que quería hacer feliz. Alejandro VI o Torquemada buscaban el perdón y la felicidad?
    Las cruzadas contra los herejes que acababan en un genocidio planificado también detrás de la felicidad y el perdón? Los obispos españoles brazo en alto bendiciendo a un régimen tiránico y asesino?
    Bueno, por decir algo.
    Vamos con lo otro: los Gulag, las purgas, la eliminación del adversario por métodos violentos, personajes como el citado Enver Hoxha, o Pol Pot, o Beria... tambien por decir algo.

    Y aquí estamos dos personas supuestamente pacíficas y sensatas que no renegamos.
    Tú reivindicas pese a todo el mensaje cristiano (yo también) y lo haces con orgullo aún conociendo dos milenios de prácticas poco cristianas. Estás en tu derecho y nadie te lo podría reprochar, porque por encima y por delante están cosas que los hombres no han conseguido destrozar.
    Yo también amic, hago lo propio. Y pese a un siglo de prácticas poco o nada acordes con mi sensibilidad, reivindico el comunismo, la sociedad sin clases y un mundo muy distinto a éste.
    Y en mi caso concreto, reivindico ambos. Claro, es un ejercicio de riesgo porque aguantas un peso del que no eres responsable pero que viene en el pack. Supongo que será más cómodo abrazar algo aún no contaminado, pero mira, mis abrazos los elijo yo.
    Así que otro de vuelta y con propina.


  • Cafeteros

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    @gimnastico_1909 dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    @gimnastico_1909 dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    Yo considero que cada uno puede comer lo que quiera, y que nadie es mejor que otro por el sólo hecho de comer lechugas en vez de chuletas o viceversa.
    Yo soy carnívoro y no me parece adecuado que se diga que si como cadáveres, que si no me importa el sufrimiento animal, etc.
    En esta alocada postmodernidad se ha sustituido la lucha de clases por otras "luchas" sectoriales que enmascaran lo auténticamente importante.
    Gran parte de culpa la progresía, que contamina la historia y la prostituye con cuentos. Y así el futuro se nubla.
    Y está muy bien preservar el medio ambiente, propiciar una sana alimentación etc, pero si no se considera que todo ello (y más cosas) deben ser "parte" de la lucha y se ve como un fin en sí mismo, acabarán ganando los mismos, los de siempre.
    Y no creo necesario decir quiénes son los de siempre.

    ¡Yo lo sé! ¡Yo lo sé! son los malos.

    Estimado rana, Antonio Gramsci inventó la guerra cultural, pero los marxistas no tenéis la patente. Es un medio que cualquiera puede emplear para hacer colar su mercancía.
    Así la han usado los nazis, los racistas, los gringos, los libertinos del 68, los existencialistas, los sodomitas, las furibundas, los animalistas o los vegetarianos.

    No te quejes si los pijoprogres (que en el fondo son tan liberales y burgueses como los conservadores) usan los mismos métodos de agitación y propaganda para "desviar la atención de la lucha que importa" y centrarla en la lucha que a ellos sí les importa.

    Un abrazo.

    Querido amic, te has olvidado de los que llevan 2.000 años haciéndolo: los cristianos, maestros en ese "arte" 🙂
    No me agrada mucho usar esa dualidad buenos-malos porque suena a peli del oeste, pero no se puede esconder el Sol con una visera.
    Existen las clases y existe una clara contradicción entre sus intereses. Lo que beneficia a los oligarcas, a los que detentan el poder económico y productivo, perjudica a la gran mayoría que está en la base de la pirámide.
    Esto es más simple que una cerilla, y por esa razón hay que tergiversarlo. Cuando no afloraba la sectorialidad progre, quedaba muy a las claras, y eso no convenía; ahora los que por interés de clase tendrían que hacer frente a la explotación, a lo que hacen frente es a los carnívoros.
    Y en esa lógica perversa me convierten a mí en su enemigo a abatir, cuando muy probablemente tanto yo como ellos sufrimos la misma cadena, la que imponen los sometedores a los sometidos.
    Y soy plenamente consciente que todo esto suena a eso que tanto te gusta decir: agitprop.
    Pero si lo es, no lo son menos las homilías que a esta hora proliferan por el país.
    Por eso no caigamos en estereotipos que sólo persiguen demonizar al contrario. Valga decir que cada uno expone sus razones, en la creencia de que es "lo correcto". De no ser así, apaga y vámonos.
    Un abrazaco en este día del abuelo para mi abuelete preferido. 😄

    Jejeje, cómo te encanta darme carnaza para que pique...

    Haces una comparación odiosa, y creo que lo sabes. La filosofía política cristiana, basándose en Platón, en Aristóteles, en san Agustín o en Santo Tomás, trata sobre el modo de que la sociedad alcance la ética de la virtud, o del Bien, o de la felicidad, y el modo en que las autoridades pueden colaborar con ello. El marxismo y sus émulos (como toda la filosofía política post-Maquiavelo, en realidad), sólo trata del modo de alcanzar el poder, de como retenerlo y de cómo emplearlo.

    (Por cierto que las homilías actuales son, en su inmensa mayoría, soporíferas charlas llenas de lugares comunes sobre la autoayuda y lo políticamente correcto; yo diría que no vas a muchas últimamente)

    Sin contar conque el cristianismo se basa en el amor a Dios y al prójimo, y el marxismo en el odio de clase, el cristianismo considera la mentira un pecado, y el marxismo un "arma revolucionaria", el cristianismo busca la justicia y el marxismo la dictadura del proletariado, que el cristianismo quiere la conversión de sus adversarios y el marxismo elabora complejos planes para su eliminación, o que el cristianismo predica el perdón, y el marxismo el revanchismo contra los "explotadores" o los "enemigos del pueblo" (categoría elástica donde cabe cualquiera que el partido declare como tal).

    Y por esto último venimos a lo que te decía: para ti son los oligarcas los que detentan el poder económico y perjudican a la mayoría que está en la base. Pero para otros, los opresores son los varones, los carnívoros, los blancos, los yanquis, los moros, o los hetero-cis-género.
    Tú estás convencido de que los males de la sociedad vienen por la existencia de esos "malos" oficiales, que son los explotadores económicos, pero otros han localizado otros malos, y los aborrecen con la misma pasión que tú a los tuyos.

    Porque la clave ya no es la teoría de la lucha de clases, sino la identificación de un grupo "oprimido", su victimización, y la creación de un grupo de presión para defender los supuestos derechos o privilegios debidos a esas supuestas víctimas.
    Y para eso, valen lo mismo los burgueses o el capital, como la monarquía, los arios, los judíos, los payos, los conquistadores europeos, los varones blancos heteros, los masones o los maketos.

    Lo que importa es el grupo victimista y el enemigo victimario. Su localización, denigración y eliminación/humillación.

    Eso es lo que debes ver, querido rana: importa el medio (victimización/agresión) y el fin (un grupo de presión toma el poder). Todo lo demás es relleno. Ponte al día, que te has quedado en comunismo clásico de Hoxa, y eso está más pasado de moda que el polisón.

    El encaje de bolillos del neomarxismo actual es cómo congeniar a todas esas corrientes tan diversas y variadas para llevarlas a su redil, y mantener el medio y el fin.
    Francamente, lo veo difícil.

    Un abracete.

    Querido amic, compruebo con agrado de nuevo que habilidades no te faltan en el arte dialéctico, uno de los fundamentos de la propaganda. Palabra que por cierto tiene mala prensa cuando no debería ser así. Tiene su raíz en "propagar", difundir un mensaje o una idea, y que fue justo el mandato de Cristo resucitado a los apóstoles.
    De hecho en la propia Iglesia no han faltado entes específicamente diseñados a tal fin. Y no hace falta irse a la medieval OP. El pasado siglo se creó la Asoc. Nacional de Propagandistas con el fin de "propagar" ese mensaje cristiano.
    Por tanto la propaganda, expresamente reconocida no es objeto sólo de malvados regímenes dictatoriales. Es más vieja que el mear, o mejor, que el veganismo, ya que estamos en este hilo.
    Pero vamos a lo que importa. Gim, has hecho el típico relato de poner en una balanza algo excelso, puro e incontaminado frente a otra cosa mundana, deleznable y de la que sólo falta el olor a azufre.
    Es una trampita dialéctica..y lo sabes.
    Aquí hay por tanto dos vertientes: la excelsa y la mundana. Pero claro, ambas "partes" deben gozar de esa condición, y no empezar el partido 3-0 en contra.
    Vamos primero con lo excelso? Venga.
    En efecto la filosofía cristiana que entronca en viejísimos postulados, preconiza el mutuo amor, la virtud, la armonía y la felicidad. Y no ya sólo su basamento filosófico sino el propio mensaje de Cristo.
    Se trata de que el ser humano alcance esa plenitud vital que otorga la fe y que se canaliza en la caridad.
    Cosas que no discuto y que comparto, lo cual a estas alturas es (supongo) más que conocido para un supuesto lector habitual del foro.
    Y lo excelso de "lo otro"? Y pongo esa palabra porque no encuentro otra lo suficientemente significativa.
    Pues como algo excelso debe tener, quizá fuera el conseguir una sociedad en la que el ser humano se libere de las ataduras de la explotación y sus alineaciones, para vivir en libertad y fraternidad con sus semejantes y la humanidad en su conjunto. Una sociedad en la que se garanticen sus necesidades y se pueda desarrollar en la cultura, el deporte, la solidaridad activa. En definitiva: una sociedad feliz.
    Puede parecer algo ingenuo. Pero bueno, equiparable a lo anterior.

    Y ahora me temo que llega la parte mundana. Y aquí también hay para todos.
    El cristianismo predica el perdón. Que las autoridades deben contribuir a la felicidad de la gente, que busca la conversión.
    Muy bien. La Inquisición quemando vivos a los disidentes, la Iglesia sometiendo a los estamentos más bajos en favor de nobles, terratenientes, reyes o emperadores. Propiciando guerras en su beneficio en las que morían miles de esos a los que quería hacer feliz. Alejandro VI o Torquemada buscaban el perdón y la felicidad?
    Las cruzadas contra los herejes que acababan en un genocidio planificado también detrás de la felicidad y el perdón? Los obispos españoles brazo en alto bendiciendo a un régimen tiránico y asesino?
    Bueno, por decir algo.
    Vamos con lo otro: los Gulag, las purgas, la eliminación del adversario por métodos violentos, personajes como el citado Enver Hoxha, o Pol Pot, o Beria... tambien por decir algo.

    Y aquí estamos dos personas supuestamente pacíficas y sensatas que no renegamos.
    Tú reivindicas pese a todo el mensaje cristiano (yo también) y lo haces con orgullo aún conociendo dos milenios de prácticas poco cristianas. Estás en tu derecho y nadie te lo podría reprochar, porque por encima y por delante están cosas que los hombres no han conseguido destrozar.
    Yo también amic, hago lo propio. Y pese a un siglo de prácticas poco o nada acordes con mi sensibilidad, reivindico el comunismo, la sociedad sin clases y un mundo muy distinto a éste.
    Y en mi caso concreto, reivindico ambos. Claro, es un ejercicio de riesgo porque aguantas un peso del que no eres responsable pero que viene en el pack. Supongo que será más cómodo abrazar algo aún no contaminado, pero mira, mis abrazos los elijo yo.
    Así que otro de vuelta y con propina.

    Estimado, rana, creo que te has ido un poco de madre. Vas mucho más lejos de lo que yo decía.
    Empecemos con la inquisición y las cruzadas, que han salido antes de lo previsto.
    Recordemos que las cruzadas (salvo la teutónica; me caen un poco mal los germánicos) fueron guerras defensivas, que el país que quieres y la cultura en la que te has criado es resultado de varias cruzadas, y que puestos a contar horribles muertos, infinitamente más horribles y numerosos han sido los producidos por guerras en nombre de la patria, la libertad o el pueblo, y en fechas bastante más recientes.
    En cuanto a la inquisición, francamente preferiría que me juzgara por disidente un tribunal de la inquisición medieval (con decir que aceptabas cuanto mandara la Iglesia ya te librabas seguro de la pena capital) que una cheka de los años 20 o 30 del pasado siglo.

    Por supuesto que la propaganda es muy antigua. La acción de propagar, o comunicar. Sólo que uno puede propagar ideas buenas, o malas ideas. Propagar compasión, revancha o incluso coronavirus. De todas formas, desde la aparición de la propaganda bolchevique y nazi, la palabra ha tomado un sentido peyorativo, hacia la exaltación de lo propio y la denigración de lo ajeno por medio de la calumnia y la manipulación.
    No obstante, a mi realmente lo que me inquieta es más bien la parte de la agitación.

    Por lo demás, tampoco pretendía extenderme en una crítica al marxismo (es un tema viejo, y no nos pondremos de acuerdo), sino indicar que lo que hacen los veganos, u otros grupos progresistas, no es sino poner en práctica el mismo método que primero hicieron los comunistas.

    Deberás convencerles de que realmente el enemigo es el capital, y no los torturadores de animales. Y lo mismo para el resto de movimientos similares.
    Se podría decir que el método de victimización/reivindicación/asunción del poder ha tenido tanto éxito que lo emplea muchos otros grupos, ya no sólo los marxistas.



  • @gimnastico_1909 puede que me haya "pasado de madre" pero tú no has llegado ni a prima lejana 🙂
    Ya sabes aquello de: más vale pasarse que no llegar".
    Veo que insistes con lo de ideas buenas y malas. Dónde está el criterio para diferenciarlas? Quién establece ese criterio y en razón a qué?
    Creo que mi reflexión anterior sobre ideas y plasmación no la has tenido en cuenta, pero no voy a repetirlo porque escrito está.
    Me extraña lo que dices que prefieres ser quemado vivo a que te metan un disparo en el corazón. Nada debe ser peor que convertirse en ninot humano.
    Que bastaba con aceptar la posición oficial de la Iglesia para librarse de la cremà? No siempre era así.
    Como tampoco era que las cruzadas fueran operaciones defensivas. La historia no se puede manipular en favor de nuestros intereses.
    El ideal del pensamiento comunista no difiere mucho del cristiano, no ya tanto en materia doctrinal como en esa convivencia humana a perseguir. Lógicamente no voy a caer en la clásica simpleza de que Jesús fue el primer comunista, porque ni fue el primero y especialmente porque quienes eso afirman tienen escasa idea de qué es el cristianismo y qué es el comunismo.
    Y vuelvo a repetir, abrazar una idea con muchos "muertos en el armario" es un deporte de riesgo, no en el aspecto intelectual pero sí en el social. Te van a caer golpes todos los días.
    Y creo que ambos practicamos ese deporte. En mi caso por partida doble.
    Aunque pese a todo lo sigo diciendo: muy orgulloso de lo que soy.


  • Cafeteros

    @rana-baileys dijo en El Veganismo:

    @gimnastico_1909 puede que me haya "pasado de madre" pero tú no has llegado ni a prima lejana 🙂
    Ya sabes aquello de: más vale pasarse que no llegar".
    Veo que insistes con lo de ideas buenas y malas. Dónde está el criterio para diferenciarlas? Quién establece ese criterio y en razón a qué?
    Creo que mi reflexión anterior sobre ideas y plasmación no la has tenido en cuenta, pero no voy a repetirlo porque escrito está.
    Me extraña lo que dices que prefieres ser quemado vivo a que te metan un disparo en el corazón. Nada debe ser peor que convertirse en ninot humano.
    Que bastaba con aceptar la posición oficial de la Iglesia para librarse de la cremà? No siempre era así.
    Como tampoco era que las cruzadas fueran operaciones defensivas. La historia no se puede manipular en favor de nuestros intereses.
    El ideal del pensamiento comunista no difiere mucho del cristiano, no ya tanto en materia doctrinal como en esa convivencia humana a perseguir. Lógicamente no voy a caer en la clásica simpleza de que Jesús fue el primer comunista, porque ni fue el primero y especialmente porque quienes eso afirman tienen escasa idea de qué es el cristianismo y qué es el comunismo.
    Y vuelvo a repetir, abrazar una idea con muchos "muertos en el armario" es un deporte de riesgo, no en el aspecto intelectual pero sí en el social. Te van a caer golpes todos los días.
    Y creo que ambos practicamos ese deporte. En mi caso por partida doble.
    Aunque pese a todo lo sigo diciendo: muy orgulloso de lo que soy.

    Jejeje, no hagas trampas, que sabes bien, rana que yo no he dicho que prefiera ser quemado a que me disparen en el corazón. Por cierto, que la Cheka mataba de muchas formas, y de hecho, salvo que la posición del partido comunista peligrara, no solía matar. Prefería la tortura en cárceles del pueblo para conseguir información, y luego una temporada en el gulag, de donde, si regresabas, volvías en modo espectro.

    Dejemos la cheka. las cruzadas en efecto eran operaciones defensivas, porque todas ellas reivindicaban la reconquista de tierras que antaño fueron cristianas y que fueron arrebatadas militarmente y sin motivo alguno por el islam. menos la teutónica. Echa un vistazo y verás que es así como lo digo.

    El ideal cristiano difiere enormemente del comunista. Ambos buscan la justicia, claro está, pero resulta que todas las ideologías la buscan, cada una a su manera. Lo que habrá que ver es qué entendemos por justicia, y los modos de alcanzarla. Y ahí la distancia es abismal.

    Ninguna idea tiene muertos en el armario, salvo que esa idea predique la justificación del asesinato del inocente o el indefenso.

    Un abrazo, viejo comunista, de este viejo carca.



  • @rana-baileys @gimnastico_1909 menuda partida de tenis os estáis dando y no tiene nada que ver con el tema que he planteado 😖


  • Cafeteros

    @ROMPEDOR dijo en El Veganismo:

    @rana-baileys @gimnastico_1909 menuda partida de tenis os estáis dando y no tiene nada que ver con el tema que he planteado 😖

    Tienes toda la razón. Disculpa.

    Por mi parte, no encuentro objeción moral alguna a comer carne. Somos biológicamente omnívoros. Dicho esto:

    • en la pirámide alimenticia la carne ocupa un lugar menor, porque los nutrientes necesarios que aporta se consiguen con cantidades relativamente reducidas. De modo que es probable que consumamos de media demasiada carne.
    • ALGUNAS explotaciones ganaderas maltraran a los animales por ánimo de lucro. Una regulación que garantice unos mínimos, e inspecciones que se aseguren de que las condiciones son adecuadas, serían suficiente.

    Los argumentos de tipo animalista no me conmueven: las personas somos personas, y los animales, animales. Por supuesto que se ha de evitar la crueldad para con ellos, y castigarla si se produce. Fuera de eso, y en ausencia de que puedan manifestarlo, sostengo que un animal de granja, que vive en condicines controladas, sin depredadores, con alimentación regular y medicación para sus enfermedades, está muchísimo mejor que sus congéneres salvajes (dejando de lado que las especies domestiacads desde hace 10.000 años ya no son capaces de regresar a la naturaleza).

    Que sea vegetariano el que quiera. Sacar eso de una opción personal y convertirlo en problema público me parece desproporcionado.



  • Yo también me disculpo @ROMPEDOR.
    Seguiremos el tenis de "los viejos" en otro hilo.
    🙂


Accede para responder