Aitor Fernández



  • https://www.panenka.org/miradas/aitor-fernandez-ser-normal-es-lo-raro-en-este-mundo/

    Aitor Fernández: “Ser normal es lo raro en este mundo”
    "Casi me saltan las lágrimas al pensar que he acabado llegando a Primera", reconoce el humilde arquero del Levante, una de las grandes sorpresas del curso

    ARNAU SEGURA20/12/2019

    “Aitor Fernández es uno de los nuestros”, acentúa, convencido, Toni Mejías cuando, solo unas horas antes de telefonear al portero del Levante (Arrasate, 1991), le pido que me lo defina. Pronto, incluso antes de iniciar la entrevista, constato que no solo es uno de los suyos en clave ‘granota’; sino que, además, también es uno de los nuestros. Una persona normal, humana, alejada, radicalmente alejada, del estereotipo del jugador que se cree un semidiós. “Ser normal es lo raro, lo extraordinario, en este mundo”, arranca Aitor, siempre tan sonriente como humilde, tras disculparse decenas de veces por retrasar el comienzo de la charla porque se le había ido complicando la tarde llevando el coche al taller.

    “Soy un chico normal. Muy normal. No me gusta llamar la atención. Prefiero pasar desapercibido. Por las tardes solemos salir con mi novia a pasear el perro. A hacer deporte. A tomar un café. Me encanta estar en la calle. Soy una persona muy normal. Somos, al final, el resultado de lo que nos han enseñado en casa, de la forma en la que nos han educado. A mí mis padres me han criado de esta forma, así que no concibo vivir de otra manera”, añade el portero vasco; al que los elogios no le han hecho olvidar ni todo lo que ha tenido que sufrir, pelear, trabajar, para llegar hasta aquí, ni el sendero, largo, sinuoso, incluso oscuro, sombrío, en ocasiones, que ha tenido que recorrer hasta alcanzar la cima.

    Le confieso que me atraen los arqueros que, rechazando la sobriedad del ‘1’, optan por lucir el ’13’ o el ’25’, o el ’16’, como el inolvidable Fabien Barthez; que aunque pueda ser casual lo encuentro ilustrativo, sintomático, de su personalidad. Y que, de niño, en sueños, supongo que como muchos otros, me moría por vestir el ’10’ o el ’14’, pero que, con el paso de los años, cada vez me seducen más la modestia del ‘2’ o del ’16’. “A mí me gusta el número 13. Este verano, al quedar libre el ‘1’, le puse un poco de cara de pena a Oier para que me me dejara el ’13’. Es el número que más me gusta. Y con el que siempre juego a la lotería. Dicen que es el número de la mala suerte, pero a mí siempre me ha ido bien”, celebra, feliz, el cancerbero; con una alegría contagiosa, con la satisfacción de quien ha tenido que luchar incansablemente para encontrar la buena suerte, para convertir las lágrimas en sonrisas.

    Firmando un brillante inicio de curso; Aitor se ha erigido en uno de los mejores jugadores de un Levante que, liderado por Paco López, camina decidido hacia la permanencia, descontando puntos hacia los 42, en uno de los porteros más en forma de la máxima categoría del balompié español. En el mejor según el Biwenger, con hasta 94 puntos que le colocan por delante de Tomáš Vaclík (78), Rui Silva (78) Fernando Pacheco (76) o Marc-André ter Stegen (74). “No me tengo a mí mismo, no. Me fichó Morales y no me vende, el cabrón. Le he hecho no sé cuantas ofertas. Pero nada. No me vende. Soy completamente intransferible para él. Yo tengo a Unai Simón, del Athletic, que es un gran portero”, reconoce, entre risas, Aitor antes de revelar, riendo más aún, que ahora mismo va segundo en la liga del vestuario, “justo por detrás de Morales. Iba primero, pero me ha superado esta jornada; que le han marcado todos”.

    “Ahora disfruto muchísimo. La verdad es que te pones a pensar que has acabado llegando a Primera División y, joder, casi te saltan las lágrimas; al menos a mí”

    “Es bonito, el Comunio, porque te hace regresar a la infancia. Porque te permite reencontrarte con el tú de niño. De adolescente. De joven. Con la pureza con la que se vive, se disfruta, el fútbol en la infancia. Pero con un poco más de competitividad”, asevera el ’13’ del conjunto ‘granota’; tan modesto como sabedor, como orgulloso, de la sensacional temporada que está protagonizando hasta la fecha. La buena campaña que está cuajando el Levante, lejos, por ahora, de la zona roja de la tabla, se personifica, de hecho, en el meta de Arrasate. “La temporada pasada quizás se vio un Aitor mucho más nervioso; con miedo a perder la oportunidad que tanto le había costado ganarse. Creo que cuando uno no quiere perder algo deja de hacer cosas. No está tan suelto. Tan solo se centra en no perder aquello. No en mejorar, en hacer las cosas como sabe. Este año, contando con la confianza del técnico ya desde el inicio, se ha visto un Aitor mucho más relajado, más tranquilo. Y, joder, creo que dando muchísimo”, enfatiza el cancerbero granota, imprescindible en los esquemas de Paco López; mientras pienso que me encantan las personas que, de discretas, hablan de sí mismas en tercera persona cuando les va bien, aquellas a las que los joder, los hostia, de entusiasmo se les caen de los bolsillos.

    “Sé que habrá algún partido tonto, algún bache. Las cosas están saliendo bien. Pero siempre desde el sacrificio. Y desde el trabajo. Trabajo, trabajo, trabajo. Esto, que es lo que me inculcaron en casa, desde pequeño, es lo que me ha permitido llegar hasta aquí. Siempre seguiré trabajando, porque es la base de todo. Pero sí que es verdad que, joder, es un orgullo cuando te sientas en el sofá de casa a analizar los partidos y ves que el trabajo está dando sus frutos, que está teniendo recompensa. Es muy, muy gratificante. Cuando uno está bien, siempre se siente mucho más a gusto consigo mismo. Disfruto. Me ha costado. Me ha costado mucho. Pero ahora disfruto muchísimo. La verdad es que te pones a pensar que has acabado llegando a Primera División y, joder, casi te saltan las lágrimas; por lo menos a mí. Disfruto muchísimo. Y, al final, disfrutar de tu trabajo, de poder hacer lo que te gusta, lo que quieres, es algo maravilloso”, pregona Aitor, radiante, atropellado por la emoción, cumpliendo, en el Levante, “un club luchador, trabajador, humilde, que, como yo, no puede olvidarse de donde viene”, con el que este noviembre renovó hasta el año 2023, los sueños con los que fantaseaba desde Lezama; de donde salió a los 21 tras más de una década como prometedor canterano del Athletic y a donde le gustaría regresar en un futuro para volver a estar cerca de sus padres, de su hermana, de sus amigos.

    “Mentalmente no estaba preparado para oír que iba a estar muchos años en el Athletic. No era lo bastante maduro para absorber esa realidad. Ni para convivir con toda esa presión”

    “Con 16 años comencé a entrenar con el primer equipo de la mano de Caparrós, junto a gente como Iker Muniain o Jonás Ramalho. Pero, desde el presente, veo que, mentalmente, no estaba preparado para oír a la gente diciendo que era un arquero que iba a estar muchos años en el Athletic. Firmas tu primer contrato y ya crees que lo has hecho todo en el mundo del fútbol. Incluso cambia tu forma de ser. Te vuelves más arrogante. Debemos hacer que esa gente tan joven, como Ansu Fati o Munir, por decir dos ejemplos, vea, perciba, la realidad. Todos, desde el periodismo hasta la afición, los amigos, la familia, tenemos que tener un poco más de cautela. Y dejar que los futbolistas sigan el ritmo de la vida. Yo, entonces, no era lo bastante maduro para absorber esa realidad, toda esa información. Uno de los principales motivos por los que no llegué a triunfar en el Athletic fue que no estaba preparado para convivir con toda esa presión, con esa situación. Era un niñato inmaduro. Pero es gracias a ese palo, porque del Athletic me fui al Barakaldo, que también he llegado hasta aquí. En un año pasé de estar en un Mundial sub-20 a jugar en el Barakaldo”, remarca el ’13’, un Aitor que estuvo a punto de ser devorado por la cruel, insaciable, inhumana, trituradora de jóvenes talentos que puede llegar a ser el fútbol.

    Pero el arquero levantinista, castigado, además, por las lesiones en su etapa larga en el Athletic, nunca se rindió. “Soy un chico trabajador al que le encanta el fútbol, que no entiende de categorías. La ilusión, la ambición, las ganas con las que afronto los partidos son las mismas en Primera que en Tercera. Porque a mí me encanta el fútbol. La ilusión nunca la he perdido. Nunca la perdí. Es cierto que una vez te ves en el Barakaldo crees que ya no vas a llegar a la élite, pero te dices: ‘¿Y si llego a Segunda?’. Y, una vez en Segunda: ‘¿Por qué no?’. Además, en Barakaldo me salió un medio año muy bueno, con unos datos de goles en contra espectaculares: 13 en 21 partidos. No lo olvidaré nunca. Me acuerdo perfectamente. Y entonces llegó la llamada del Villarreal, que me dio la vida, que me devolvió la ilusión”, un apasionado, una enciclopedia, del fútbol que recuerda, “como si fueran ayer”, los encuentros de su debut en Tercera, en Segunda B, en Segunda, en Primera División; ya con 27 años.

    Aitor recaló en el Ciutat de València en 2018, procedente del Numancia.

    “El 2 de febrero del 2019 empatamos a cero contra el Getafe. Hacía muchísimo viento. Hacía sol, pero también muchísimo viento”, asiente, ufano, un Aitor que, “sin hacer ruido”, como remarca Toni Mejías, con paciencia, voluntad e ilusión, encontró la fuerza para enderezar un camino que amenazaba con torcerse. Para persistir, incansable, ambicioso, hasta conquistar la élite. Y ahora, feliz, disfruta de la que, “ahora mismo, para mí, es la posición más maravillosa del planeta”. “La soledad, bajo palos, la sientes cuando no comprendes todas las facetas del juego, cuando eres más joven. Ahora que entiendo mucho más el juego no la siento tanto como hace unos años. Ahora disfruto muchísimo”, repite, por enésima vez, el portero de Arrasate antes de dejarse poseer por la nostalgia.

    “Mi padre también fue portero. Pero no quería por nada en el mundo que yo también lo fuera. Yo, de pequeño, recuerdo que jugaba de atacante, pero la verdad es que no lo hacía muy bien. Imagínate si era malo que con cinco años el entrenador no me hacía jugar”, asiente, sonriente. “Un día me puso en de portero, me chutaron y la paré. Se quedó alucinado. Me dijo: ‘Tú, si quieres estar en mi equipo, de portero’, me dijo. Me fui hacia casa contento. Súper feliz. Ansiaba jugar en aquel equipo porque eran todos mayores que yo. Cuando llegué a casa se lo dije a mi padre. ‘Dile que se ponga él, si quiere, de portero’, me respondió. ‘Que no, que no, que quiero ser portero’, repliqué. Era un lunes, creo. Me dijo que me lo pensara bien hasta el viernes. ‘Quiero ser portero’, repetí entonces; convencido. Se agarró la cabeza, creo, y me dijo: ‘Madre mía. Tú sabrás'”. Ahora me pongo a pensar y creo que, si tengo un hijo, trataré de prohibirle que sea árbitro o portero. Porque sufrimos muchísimo. Creo que la enorme mayoría de porteros no queremos que nuestros hijos sigan nuestro camino”, asiente Aitor, regresando a su niñez, a aquellos tiempos en los que, con apenas cinco años, lucía, orgulloso, unos Uhlsport amarillos; sus primeros guantes. A los años en los que jugaba, con la Play 1, a aquellos FIFA en los que “existía una opción para jugar a una especie de futbito, en los que podías segar al portero e incluso podías hacer gol si ibas de frente, aunque te expulsaran”. Al PRO 6 del Arsenal de Thierry Henry. Del Inter de Adriano.

    “Llevo toda la entrevista paseando el perro, con el móvil pegado a la oreja. Súper a gusto. Me molan mucho este tipo de cosas. Las entrevistas. Los reportajes”, sentencia, cerrando, ya, una charla de más de 50 minutos, Aitor Fernández; uno de los nuestros.



  • Gracias @ROMPEDOR. Íntegramente leída 👍


  • Moderador

    Qué crack, siempre me ha caído bien por alguna razón y me alegra especialmente que triunfe en nuestro equipo y que haya callado bocas en este foro 😁


  • Cafeteros

    @Malcontent

    Pues si. Las cosas hay que reconocerlas y yo he sido el primero que ha dudado de Aitor.
    Tiene sus defectillos, pero ha sabido pulirlos para que se noten menos.
    Me ha callado la boca y soy el primero que se alegra de que así haya sido, porque como persona parece que es un tio majo.



  • @Malcontent dijo en Aitor Fernández:

    Qué crack, siempre me ha caído bien por alguna razón y me alegra especialmente que triunfe en nuestro equipo y que haya callado bocas en este foro 😁

    Es un buen tío, muy sencillo y doy fe.
    Así como otros futbolistas profesionales están muy creiditos de sí, este chaval no.
    Y lo digo porque en un partido de pretemporada, cuando se iba al vestuario le requerí desde un córner. Otro habría pasado, pero él se acercó y estuvimos hablando. Le dije que tenía la corazonada que este año la iba a romper.
    Parece que no me equivocaba.



  • Buen jugador y parece que buena gente. Ayer estaba en el futbol sala y no tuvo problemas en hacerse fotos y comentar con los aficionados


  • Cafeteros

    @rana-baileys ¿Ya habéis quedado para cenar y lo que surja? 😁 😁





  • Cerramos una temporada en la que las cosas como son, Aitor ha hecho méritos más que suficientes como para poder estar en una próxima lista de Luis Enrique, pero que seguramente no estará, por más que De Gea se ha comido hoy dos vergonzosas y aún así seguirá yendo.

    https://www.marca.com/futbol/premier-league/2020/07/19/5f1491eae2704e4a9e8b4573.html



  • De Gea juega en el Manchester y la seleccion elije por criterios de marketing y proyeccion mediática. Pasa de la seleccion eapañola. Hace tiempo aue yo lo hago.
    El caso de Campaña es aun mas sangrante.


  • Moderador

    @Zapater dijo en Aitor Fernández:

    Cerramos una temporada en la que las cosas como son, Aitor ha hecho méritos más que suficientes como para poder estar en una próxima lista de Luis Enrique, pero que seguramente no estará, por más que De Gea se ha comido hoy dos vergonzosas y aún así seguirá yendo.

    https://www.marca.com/futbol/premier-league/2020/07/19/5f1491eae2704e4a9e8b4573.html

    Lamentable


  • Cafeteros

    Reconozcamos que a la mayoría del foro nos generaba dudas que se fichara un portero, bueno en segunda, pero sin experiencia en primera, por 1 millón de euros, como competencia para Oier. Pues ha resultado un fichajazo . Y recomendado por Pacolo. Punto positivo para el técnico. No hay manera de demostrarlo, pero para mí una parte importante de la permanencia es mérito suyo.



  • @gimnastico_1909 dijo en Aitor Fernández:

    Reconozcamos que a la mayoría del foro nos generaba dudas que se fichara un portero, bueno en segunda, pero sin experiencia en primera, por 1 millón de euros, como competencia para Oier. Pues ha resultado un fichajazo . Y recomendado por Pacolo. Punto positivo para el técnico. No hay manera de demostrarlo, pero para mí una parte importante de la permanencia es mérito suyo.

    Así es.



  • @zumbido En el foro de fútbol general puse hace un tiempo un hilo de Twitter que habla de la relación entre Raúl y Luis Aragonés. Al jugador, le rescindieron el contrato por no jugar con la selección. Es un ejemplo del amaño de las elecciones para formar parte de la Roja (o Furia) y de otras selecciones. Igual podemos hablar de otros jugadores que perfectamente estarían en los combinados.



  • Iago Herrerín cerca de marcharse al Galatasaray. Habrá que ver si con ello el Athletic termina intentando fichar a Aitor.



  • @Zapater dijo en Aitor Fernández:

    Iago Herrerín cerca de marcharse al Galatasaray. Habrá que ver si con ello el Athletic termina intentando fichar a Aitor.

    Esa salida estaba cantada hace tiempo. Lo que hay que ver es si sigue Unai.



  • Según Marca el Athletic descarta a Aitor por lo elevado del traspaso. Así que otro de los que anda detrás de él puede ser el Atlético, pero en ese caso estaría por ver si Aitor preferiría el cambiar el ser indiscutible en el Levante para ir a un grande ganando más dinero pero donde su participación podría quedar relegada a unos pocos partidos de Copa.

    https://www.marca.com/futbol/athletic/2020/08/03/5f269489268e3eb13e8b463e.html



  • @Zapater dijo en Aitor Fernández:

    Según Marca el Athletic descarta a Aitor por lo elevado del traspaso. Así que otro de los que anda detrás de él puede ser el Atlético, pero en ese caso estaría por ver si Aitor preferiría el cambiar el ser indiscutible en el Levante para ir a un grande ganando más dinero pero donde su participación podría quedar relegada a unos pocos partidos de Copa.

    https://www.marca.com/futbol/athletic/2020/08/03/5f269489268e3eb13e8b463e.html

    La, duda ofende... Con 29 años que Le den un contrato con 3 o 4 kilos al año y un contrato de 3 o 4 años pues seguramente si quiera ir, aquí no era titular y se ganó el puesto, estar peleando con oblak no es fácil pero seguro que una, competencia así ya la querría yo en mi equipo jaja
    Ojalá no se vaya pero si viene y pone pasta me parece que dirá adios.
    Creo que por ello se está buscando 2 porteros y mandando a cárdenas y koke a 2a.


Accede para responder