Post de viajes y viajeros



  • Echaba en falta un hilo en el que hablar y compartir experiencias sobre esos lugares en los que hemos estado o nos gustaría ir algún día.
    Como también recomendaciones u opiniones sobre destinos por economía, historia etc.
    Y para poner algo, he encontrado este ranking sobre "ciudades más habitables de Europa". Discutible, por supuesto, aunque por mi parte, la que figura en primera posición me pareció un lugar encantador y absolutamente recomendable.

    https://www.farandwide.com/s/europes-most-livable-cities-71985994306c4df6?utm_campaign=europelivable-046686935a4c4211&utm_source=twi&utm_medium=cpc&utm_content=282656


  • Moderador

    Me ha costado un rato llegar hasta esa última (o primera)... la verdad es que aunque Viena es bonita y tal no me marcó tanto como otras en cierto modo similares (Budapest o Praga).


  • Cafeteros

    Esto es bastante subjetivo, porque la experiencia depende de tantas circunstancias: tu situación personal, con quien vayas, la gente con la que te topes, etcétera.

    Del extranjero a bote pronto diría Sicilia y Argentina como las de mejor recuerdo. Por España yo diría la mayoría.



  • En cuanto a recomendaciones, empiezo por el final, por mi último y reciente viaje.
    Cuba es un país encantador en muchos sentidos. Aparte no es caro y es muy seguro.
    Ecuador es uno de los países más bonitos del mundo. Tiene de todo y todo es bello. Inconvenientes: no es tan seguro (sin llegar a ser peligroso ni mucho menos), la gente no es tan receptiva como en Cuba y las comunicaciones algo complicadas.
    Perú: Lima horrible, la costa un Segarra nada atractivo. Lo único destacable es la zona andina, especialmente Cuzco y la selva amazónica aunque, al igual que Ecuador, de muy difícil acceso. Menos seguro que Ecuador.
    Colombia: mejor ni planteárselo. Si tienes money para cruzar el charco, elije otro lugar.
    Venezuela : estuve en el 85. Dado todo lo que ha cambiado no me siento autorizado para opinar. Si fuera la misma realidad diría: pisa sólo el aeropuerto de Caracas y ve directamente al Orinoco. Pero era caro y difícil.
    Honduras: horrible. Caminar por San Pedro Sula es lo más parecido a ir por un campo minado. Nunca sabes si vas a sobrevivir al próximo paso que des.
    Atlanta: los estereotipos estadounidenses son una realidad.
    Luego, de África, Guinea ni hablar, no merece la pena, Sao Tomé es un bonito y no muy peligroso pais-archipiélago.
    Nigeria Camerún o Gabón: sexo fácil: Libreville. Lagos es una inmensa cantó a la miseria. De Camerún lo mejor la zona sur (se puede pasar por carretera a Guinea) y la zona más septentrional, aunque ahí no he estado. De las grandes ciudades huid.
    Marruecos y Argelia. Mejor la primera.
    De Asia sólo puedo opinar de Jordania y Turquía. Amán es una ciudad fea de día y bonita de noche. Espectacular el Mar Muerto y Petra. Pero qué a nadie se le ocurra ir por su cuenta. No te comes una rosca. Estambul una ciudad muy recomendable y muy adaptada al turismo.
    Ufff, me he cansado. Ya seguiré En otro momento con Europa y España.
    Aunque puedo decir que respecto a lo comentado por @Malcontent, Praga es en efecto una ciudad de cuento, pero el monumentalismo de Viena es difícilmente superable. De Budapest no opino porque no he estado.
    Y de otro sitio que no he estado (es carísimo) dicen que San Petersburgo es una delicia.
    Y de lo dicho por @Gimnastico_1909, amic, ja saps, en esta vida todo es relativo.


  • Cafeteros

    Langostas y cruceristas

    (Joaquín Luna)

    20/03/2019 00:01

    Lo que no se les ocurra a los comunes! No repuesto del disgusto por la fuga de Joan Josep Nuet a ERC –con lo Gary Cooper que quedaba desgañitándose con el “¡no soy independentista!”–, la concejal Gala Pin afirma en el diario Ara que los cruceristas son “un turismo de plaga de langostas: devoran el espacio público y se van”.

    Yo también les tengo manía a los cruceristas porque pisan Barcelona, se gastan 518 euros por cabeza en unas horas y zarpan tan anchos rumbo a Palma, Niza o Nápoles sin apadrinar a un refugiado virtual o visitar un narcopiso de Ciutat Vella, lo cual dice mucho de su escaso compromiso ­ético.

    Lo de la plaga de langostas es un símil brillante que enriquece la galería de grandes frases de este Consistorio contra el turismo, siempre solemnes a la par que elegantes.

    –Cruceristas, ¡no pasarán!

    Ya que estamos en vísperas electorales, los comunes bien podrían postular durante la campaña eslóganes ganadores y tuiteros: “Barcelona, capital antiturística mundial”, “Barcelona, tumba del fascismo, el madridismo y el turismo” o “Barcelona con George Orwell y contra las despedidas de solteros de Birmingham”.

    El filón abierto por los comunes contra los cruceristas debería hacernos reflexionar sobre el modelo de ciudad que queremos. ¿Vamos a seguir aceptando que unos matrimonios de Texas celebren sus bodas de oro en Barcelona? ¿Es patriarcal que el capitán del crucero siente en su mesa a las señoras de buen ver en la cena de gala? ¿Por qué los tres millones de cruceristas que nos visitan cada año ningu­nean el Guinardó, acaso no somos hijos de Barcelona?

    La educación es esencial para erradicar el turismo de cruceros y la devastación que comporta.

    Si la abuela tiene unos ahorrillos y decide invitar a toda la familia a un crucero por las islas griegas, tenga dos dedos de frente y mucho civismo:

    –Abuela, no podemos explotar a los cretenses porque a ti te haga ilusión vernos contentos. Piensa que si no hubiese turistas, los cretenses bailarían el sirtaki y tomarían raki.

    Si las urnas revalidan a los comunes, Barcelona tendrá cuatro años de oro para liderar la descolonización marítima del Mediterráneo, un mar secuestrado por las mafias turísticas y esos cruceros donde la gente se lo pasa en grande, con ilusiones pequeñoburguesas como el camarote con balcón, los bailes nocturnos o el dejar sueltos a los niños, tan ricos ellos.

    Cuatro años para que Barcelona tenga puerto pero sin que se note mucho y vuelvan a reinar las golondrinas, y no unas naves monumentales que sólo dejan pasta en la ciudad. Y unos pasajeros indeseables a los que llamaremos “langostas” cuya pretensión es visitar Barcelona, como si Barcelona no tuviese derecho a ser huraña, cutre y antipática.

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20190320/461140421239/langostas-y-cruceristas.html

    ¿Algú ha provat el creuer?

    Recomaneu aqueixa manera de viatjar pel món? El mediterrani, majorment, em vinc a referir...


  • Cafeteros